¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

POR EL RESPETO Y LA LIBERTAD DE LAS MUJERES

Por Jessica Luna / Publicado en Junio 04, 2021 / Semanario 1077 - Editorial

Mi infancia y adolescencia las viví en un Perú sin libertades. Nuestros derechos a vivir seguros y en paz estaban restringidos. Crecí en medio de ataques terroristas, toques de queda, coches bomba y delincuencia organizada. Cortes de luz frecuentes, porque el terrorismo volaba las torres de alta tensión. Era riesgoso viajar por el Perú. La violencia imperaba.

Tampoco existían libertades económicas. El Estado controlaba el mercado, una economía cerrada al mundo, donde era prácticamente imposible conseguir productos importados, había inflación y escasez de productos de primera necesidad. Muchas veces hice colas con mis padres por un tarro de leche o una bolsa de arroz. Las empresas estatales, que operaban con nuestros impuestos, brindaban un pésimo servicio a un alto precio. Era un país donde no había esperanza ni oportunidades. Muchas familias emigraron ante un futuro incierto.

Solo con libertad los ciudadanos podemos trabajar, emprender, invertir, crecer y brindarles a nuestras familias oportunidades para salir adelante.

Hoy están en juego las libertades: económicas, personales, democráticas y de expresión. En este contexto, si hoy las mujeres no tomamos el liderazgo, perderemos libertades y ganará la violencia, pues hoy vemos que quienes buscan ser líderes de nuestra patria se ponen de lado ante la lucha contra la violencia contra la mujer. Hoy nos jugamos el futuro del país y el de nuestros hijos.

Somos muchas las mujeres que trabajamos día a día para sacar adelante a nuestras familias. Amas de casa, profesionales, independientes, emprendedoras. Algunas en equipo, otras solas y muchas las que trabajamos el doble por construir un futuro para nuestros hijos. Según cifras de la Enaho 2020, somos un 31.8% las mujeres jefas de hogar. Nadie nos puede decir que no podemos, nadie va a truncar el futuro de nuestras hijas e hijos, nuestros sueños.

Trabajar en la búsqueda de igualdad de oportunidades debe ser una prioridad. Enfrentar la violencia contra la mujer es urgente. De acuerdo con cifras de la Enaho, al año 2020, 1 millón de mujeres no acudieron a la escuela, y solo un 45% del total de mujeres peruanas tienen al menos secundaria completa. Todas y cada una de las mujeres del Perú deben acceder a educación, porque eso les dará libertad y generará oportunidades. Las mujeres somos el 42% de la PEA ocupada y la tasa de informalidad es mayor en mujeres (77.2%) que en hombres (73.9%). En promedio, una mujer en el ámbito urbano gana un 23% menos de lo que gana un hombre. Son más de 150 mujeres que son víctimas de feminicidio cada año y el 85% ocurre en un contexto de pareja.

Hoy las mujeres levantamos nuestra voz. Salgamos a defender la libertad, el respeto y las oportunidades para nuestros hijos. Está en nuestras manos construir un país sin violencia, con igualdad y #LibertadParaCrecer. Seamos libres, seámoslo siempre.

logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Empleo
  • Producción
  • Competitividad

EMPLEO JUVENIL ACUMULA TRES AÑOS DE ELEVADO DESEMPLEO, INFORMALIDAD Y VULNERABILIDAD

A pesar de la precariedad del mercado laboral peruano, en los últimos años, los trabajadores jóvenes han sido más afectados que los adultos. Esto es relevante porque peores condiciones laborales los desincentivan a capacitarse, con lo que se pierde competitividad y se acentúa el ya alto grado de informalidad y vulnerabilidad que caracteriza a América Latina y el Caribe. El nuevo Gobierno deberá afrontar esta situación para asegurar un mayor progreso económico y social.

Por ComexPerú / Julio 23, 2021 / Semanario 1083 - Economía
  • Economía
  • Producción
  • Competitividad

HUANCAVELICA Y CAJAMARCA SON LOS DEPARTAMENTOS CON UNA MAYOR PREVALENCIA DE INFORMALIDAD Y BAJO DESEMPEÑO DE LAS MYPES

Las micro y pequeñas empresas en el Perú representan el 95% del total y emplean a un 27% de la PEA nacional en 2020. Su contribución en las economías departamentales, en gran parte, es un reflejo de las condiciones heterogéneas para la formalización y la productividad empresarial. Por ello, es importante analizar los factores por los cuales, en departamentos como Huancavelica y Apurímac, la informalidad de las mypes contrasta entre un 91.1% y un 75.8%, respectivamente.

Por ComexPerú / Julio 23, 2021 / Semanario 1083 - Actualidad
logo icono

Push Notification