¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

Sudáfrica: agenda pendiente

Por ComexPerú / Publicado en Octubre 09, 2017 / Semanario 909 - Comercio Exterior

Sudáfrica es la nación más industrializada de África; su economía representa un 35% del PBI del continente y es clasificada como una de las únicas cuatro economías africanas de renta media-alta, según el Banco Mundial. El rápido crecimiento de su economía, que depende principalmente de la minería, la llevó a ser considerada una de las cinco economías emergentes más importantes del mundo (bloque conocido como BRICS); aunque en el primer trimestre de 2017 registró una contracción de su economía tras 8 años de crecimiento, apuntando a que al cierre del año alcance un dinamismo del 1%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

 

El país sudafricano es nuestro principal destino de exportaciones en África, pero aún se encuentra lejos de ubicarse dentro de los primeros del ranking de exportaciones. Así, en 2016, ocupó el puesto 30, seguido muy por detrás por Namibia (puesto 43) y Egipto (puesto 67).

 

Salvo el pico registrado en 2012 y la subsecuente caída en 2013, nuestras exportaciones a Sudáfrica han seguido una tendencia creciente entre 2010 y 2016, al pasar de US$ 23.3 millones a US$ 106.5 millones. Los productos exportados son principalmente mineros, por lo que el valor de nuestros envíos se ve fuertemente afectado por el precio internacional de los metales; como evidenció la caída registrada en 2013. Así, en 2016, se exportó oro por un valor de US$ 55.3 millones, que representó el 52% del valor exportado total, y zinc por un valor de US$ 36.4 millones (34%).

 

Sin embargo, de acuerdo con PromPerú, existen diversos productos no mineros con potencial exportador hacia dicho destino, considerando las importaciones totales de Sudáfrica y las características de su mercado. Entre ellos figuran el trigo, cuyas importaciones sumaron US$ 305.4 millones en 2016, según cifras del Centro de Comercio Internacional, café sin tostar (US$ 83.3 millones), camarones y langostinos congelados (US$ 44.6 millones) y convertidores estáticos (US$ 249.5 millones). A pesar de ser competitivos, actualmente no abastecemos al mercado sudafricano con estos productos, o nuestros envíos son bajos.

 

Por otro lado, nuestras importaciones de origen sudafricano han mostrado una tendencia decreciente desde 2013, año en el que registraron un valor de US$ 131.4 millones, a US$ 36.4 millones en 2016. Los productos importados son principalmente bienes intermedios como materias primas para la industria (41% del valor total importado en 2016), bienes de capital para la industria (23%) y para la construcción (17%). Como se observa, las exportaciones superan a las importaciones desde 2014, registrándose así un saldo comercial positivo a nuestro favor.

 

Panorama africano

La tendencia bastante volátil de nuestro intercambio comercial con Sudáfrica se observa también para el continente africano en su conjunto. Nuestras exportaciones, fuertemente concentradas en el sector minero, en particular los minerales de cobre y oro, han disminuido en los últimos años. Mientras que en 2010 el valor exportado total fue de US$ 330.1 millones, en 2016 apenas registramos US$ 106.6 millones. Entre los países hacia donde nuestros envíos experimentaron mayores caídas se encuentran Namibia (-74% en dicho periodo), Marruecos (-90%) y Senegal (-71%).  

 

Las importaciones de origen africano, concentradas en los aceites crudos de petróleo de mineral bituminoso, también han registrado una fuerte caída a partir de 2014: mientras que en 2013 el valor importado alcanzó US$ 1,466 millones, en 2016 se registró solamente US$ 130.4 millones. Como en el caso sudafricano, nuestro comercio con la región africana está fuertemente influenciado por las variaciones en el precio de los commodities comerciados. 

 

Actualmente, el Perú no cuenta con acuerdos comerciales con ningún país del continente africano; sin embargo, sí se ha mostrado interés en estrechar la cooperación bilateral con algunas naciones. Así, se discutió la posibilidad de negociar tratados de libre comercio con países como Sudáfrica, Ghana y Marruecos, aunque con pocos avances concretos. Recientemente, una delegación ghanesa realizó una primera visita comercial al Perú. Nuestros envíos a ese país, uno de los más estables en términos políticos y económicos del África subsahariana, se han incrementado de manera importante en los últimos años, al pasar de US$ 1.3 millones en 2013 a US$ 8.9 millones en el periodo enero-julio del presente año.

 

Debido a su lejanía, el bajo desarrollo humano y la débil complementariedad de su economía con la peruana, nuestro intercambio comercial con los países africanos representa un porcentaje muy bajo de nuestro intercambio comercial total, tan solo un 0.4% en 2016. Pero las elevadas tasas de crecimiento y la expansión del consumo interno registradas en ciertos países del continente, como es el caso de Sudáfrica, así como su alta densidad poblacional, demuestran que existen mercados con un fuerte potencial. En este sentido, no deberíamos desestimar el fortalecer nuestros vínculos comerciales y diversificar nuestra oferta exportable hacia la región.

logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Comercio Exterior
  • Competitividad

TLC CON AUSTRALIA: NUEVAS FRONTERAS

El 11 de febrero próximo entrará en vigor el acuerdo de libre comercio entre el Perú y Australia. Actualmente, nuestro comercio con dicho país es mínimo; sin embargo, la liberación de aranceles, en conjunto con otros beneficios incluidos en el acuerdo, significan una gran oportunidad para que los exportadores peruanos compitan en el mercado del país oceánico.

Por ComexPerú / Enero 24, 2020 / Semanario 1016 - Comercio Exterior
  • Economía
  • Competitividad

REPORTE DE COMPETITIVIDAD GLOBAL 2019: DINAMISMO EMPRESARIAL

El Reporte de Competitividad 2019 del WEF muestra que para que los emprendimientos se desarrollen en un país, se requiere un ecosistema amigable, que mejore sus capacidades y apoye su crecimiento, y con participación de las TIC; aspectos que no vemos muy desarrollados en el Plan Nacional de Competitividad y Productividad.

Por ComexPerú / Enero 24, 2020 / Semanario 1016 - Economía
logo icono

Push Notification