¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

CAMBIOS PRESUPUESTALES PARA LUCHAR CONTRA LA COVID-19

Por ComexPerú / Publicado en Mayo 08, 2020 / Semanario 1024 - Actualidad

La COVID-19 ha traído consigo una crisis sin precedentes en nuestro país. En respuesta, el Gobierno ha diseñado una serie de medidas para combatir los efectos de este virus con un costo fiscal también sin precedentes: al menos S/ 90,000 millones, aproximadamente un 12% del PBI. ¿Sería este costo justificado? Sí, dada la magnitud del problema y sus distintas aristas; sin embargo, ya pasados más de 50 días desde el inicio del estado de emergencia, es momento de hacer ciertas evaluaciones y demandar celeridad en la toma de decisiones.

Uno de los puntos a tratar respecto de esto último es la asignación y ejecución del presupuesto público. De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas, el Estado cuenta con un presupuesto institucional modificado (PIM) de S/ 5,752 millones para combatir el coronavirus, del cual hasta el momento se ha ejecutado el 54.9%[1][2], es decir S/ 3,156 millones.

La gran mayoría del PIM ejecutado (91.5%) corresponde al Gobierno nacional. Ello se debe a que los principales gastos que se han realizado son aquellos relacionados a los subsidios económicos. Así, de los S/ 3,156 millones ejecutados, S/ 1,929 millones provienen del subsidio a hogares en condición de pobreza a cargo del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social; mientras que S/ 588 millones provienen del subsidio para trabajadores independientes a cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. Con lo cual se obtiene que un total de S/ 2,517 millones, es decir, el 79.8% del gasto público para combatir la enfermedad (hasta ahora), se utilizó en estas transferencias monetarias.

Claramente, no hay discusión con respecto a la importancia de estos montos. Después de todo, su objetivo es brindar liquidez a una población vulnerable que sobrevive gracias a los ingresos del día a día, y que ha visto estos reducirse prácticamente a cero. Otorgar rápidamente dinero a dicho grupo permite tanto asegurar su subsistencia como evitar la ruptura de la cadena de pagos, un principio que correctamente también se ha seguido para dar financiamiento al tejido empresarial. No obstante, el Gobierno no puede darse el lujo de descuidar otras responsabilidades.

Y en ese sentido, resulta preocupante observar que, en comparación con las partidas presupuestales de estos subsidios, que cuentan con porcentajes de ejecución en su mayoría entre el 80% y 100%, el sector salud, que cuenta con un PIM de más de S/ 1,063 millones (el segundo más alto) para la lucha contra la COVID-19, solo ha ejecutado un 25.4%, un poco más de S/ 270 millones, y el Ministerio de Salud (Minsa) solo un 19.1% de un PIM de S/ 633 millones.

Ello, en un contexto en el que el coronavirus está aún lejos de haber sido apuntalado en términos de casos confirmados y fallecimientos, exige tomar acciones y realizar ajustes cuanto antes. Por ejemplo, en Lambayeque y Piura, los departamentos con la mayor tasa de letalidad[3] por esta enfermedad, el presupuesto del sector salud representa un 11.8% y 9.6% del total, respectivamente (contra el 80.6% en Lambayeque y el 81.6% en Piura de los sectores protección social y trabajo juntos, que en su vasta mayoría corresponden a los subsidios). En términos de gasto ejecutado, salud tan solo representa un 3.8% (S/ 4.2 millones) del total en el primer departamento y un 2.9% (S/ 5.3 millones) en el segundo (con ratios de ejecución del PIM del 20.5% y el 19.7%, respectivamente). ¿No son aquí urgentes reasignaciones presupuestales y eliminar cualquier retraso o ineficiencia del gasto público?

En síntesis, el Gobierno debe sumar al gran esfuerzo que viene haciendo los cambios presupuestales que se evalúen pertinentes, una mayor rapidez y eficiencia del gasto público en salud y empezar a tratar caso por caso la evolución del virus en la nueva etapa que se avecina. Y debe hacerlo ya.



[1] Información actualizada al 7 de mayo de 2020.

[2] Cabe aclarar que este monto se refiere al presupuesto directamente asignado a las entidades del Estado y no incluye el costo monetario de otras medidas, como el programa Reactiva Perú (S/ 30,000 millones), que en conjunto con el presupuesto público conforman los S/ 90,000 millones mencionados.

[3] 9.7% y 9.3%, respectivamente, según información de la Sala Situacional Covid-19 Perú del Minsa al 7 de mayo de 2020.

logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Infraestructura
  • Economía
  • Inversión

FERROCARRILES: UNA OPORTUNIDAD PARA CONECTAR

Expandir nuestro sistema ferroviario es una gran opción para mejorar la conectividad con el interior del país, pero requerirá un nuevo empuje, pues hoy en día la inversión en el sector es particularmente complicada y lenta.

Por ComexPerú / Julio 31, 2020 / Semanario 1036 - Economía
  • Economía
  • Calidad Regulatoria

ONP: REFORMAS PENDIENTES

La seguridad social de los jubilados es algo que no se debe descuidar. No obstante, el Sistema Nacional de Pensiones presenta un problema histórico de sostenibilidad, el cual cada año se complica aún más.

Por ComexPerú / Julio 31, 2020 / Semanario 1036 - Actualidad
logo icono

Push Notification