¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

LA FORMALIZACIÓN DE LAS MYPE: UN NUEVO ENFOQUE

Por ComexPerú / Publicado en Agosto 23, 2019 / Semanario 997 - Actualidad

En el Perú, la actividad empresarial se caracteriza por las operaciones de unidades económicas heterogéneas en cuanto a sus ventas, métodos de producción, empleo y nivel tecnológico, siendo los negocios o emprendimientos más pequeños los que predominan en la economía peruana. De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), actualmente, las micro y pequeñas empresas (Mype) representan el 92.7% de las empresas peruanas y emplean a un 47% de la población económicamente activa (PEA). Sin embargo, se encuentran más rezagadas en aspectos clave que determinan su competitividad, como formalización de sus operaciones, innovación, encadenamientos con cadenas productivas, mano de obra calificada y apertura a nuevos mercados.

Impulsar el desempeño formal de las Mype es una tarea que el Gobierno ha intentado abordar desde varios frentes, como la facilitación tributaria, a través de regímenes especiales, programas especializados de compras públicas, talleres de prácticas empresariales, entre otras iniciativas. Sin embargo, la realidad permanente es que las Mype aún operan en la informalidad y en condiciones de desventaja competitiva. Según la Enaho, la informalidad de estas empresas, medida por su condición de registro frente a la Sunat, se mantiene por encima del 80%, a pesar de que registran ventas anuales en constante crecimiento y que equivalen actualmente a un 19% del PBI.



Dejemos de lado por un momento estas cifras y preguntémonos ¿qué implica que una Mype peruana sea informal en cuanto a sus prácticas empresariales?, ¿en qué condiciones laborales y de competitividad operan sus trabajadores?, ¿cuál es la realidad de las Mype en distintas regiones y sectores productivos? y ¿cómo podríamos mejorar la focalización de las políticas de formalización y de impulso a la productividad de estos negocios, que son el sustento de miles de familias peruanas?

EL ÍNDICE DE CAPACIDAD FORMAL DE LAS MYPE

Motivados por estas preguntas y por el amplio espacio que existe para mejorar la focalización de las políticas públicas en favor de las Mype, en ComexPerú desarrollamos el Índice de Capacidad Formal de las Mype. Este instrumento, elaborado con datos de la Enaho, monitorea y permite hacer una evaluación anual rigurosa de las capacidades que tienen las Mype para formalizarse, según sus más importantes características empresariales. Entre estas, el índice evalúa las prácticas contables, tipo de propiedad, uso de servicios básicos y características del empleo. Así, el Índice de Capacidad Formal permite evaluar qué tan propensa es una Mype a estar registrada en la Sunat, lo cual es una ventaja frente a un indicador directo de formalización que podría estar subestimado.

Ahora bien, ¿qué nos dice el índice? Entre las principales conclusiones de su aplicación, podemos observar que existen importantes diferencias entre las capacidades formales de las Mype según sector empresarial y regiones. Por ejemplo, las Mype dedicadas a la producción de bienes de capital o extracción de materias primas (productores de ropa y calzado, pequeños agricultores, artesanos, etc.) muestran una ventaja continua frente a las Mype dedicadas al comercio (comercio ambulante, bodegas, etc.) y servicios (servicios profesionales, restaurantes, etc.).

Existen tres razones que explicarían lo anterior: (i) los pequeños negocios dedicados a la producción o extracción cuentan con mayores incentivos para formar parte de cadenas productivas como proveedoras de empresas más grandes, lo cual conlleva grandes volúmenes de ventas y mayor exposición a fiscalización; (ii) en este grupo de Mype, la formalización resulta una ventaja comparativa, ya que empresas involucradas en grandes cadenas productivas tienen incentivos a deducir impuestos por compras de insumos a Mype formales; y (iii) los programas especializados de compras estatales a Mype, como el programa Compras a MYPErú, favorecen la contratación de pequeños negocios como proveedores formales.

En cuanto a diferencias geográficas, los resultados indican que los negocios ubicados en la costa centro y sur, en Piura y en Madre de Dios, tienen un nivel alto de capacidad para formalizarse relativo al promedio nacional. Por el contrario, las Mype ubicadas en la sierra sur y parte del noroeste del país tienen un promedio bajo. Estos resultados se encuentran fuertemente relacionados con la competitividad general de la región y el mayor dinamismo económico. Como indican las cifras del Índice Competitividad Regional (Incore), elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), la mayor parte de departamentos que concentran a las Mype con mayor capacidad formal son las más competitivas del Perú.

No obstante, no solo importa considerar estas diferencias para promover políticas efectivas de formalización, sino que también es clave establecer un vínculo directo entre ser formal y los beneficios tangibles que perciben los emprendedores que deciden iniciar un pequeño negocio. De acuerdo con el análisis, existe una relación directa entre un mayor puntaje (mayor capacidad formal) y las ventas mensuales promedio. Un incremento de una desviación estándar (0.13) en el índice se relaciona con un aumento del 10% en las ventas mensuales. Sin embargo, existen diferencias en este beneficio según tipo de actividad y tamaño de la empresa. Las Mype dedicadas a la producción o extracción se benefician en mayor medida que las dedicadas al comercio o servicios; y las Mype con mayores ventas mensuales promedio (S/ 6,800, en promedio) pueden ver sus ingresos incrementados hasta en un 20%.


Estos resultados son solo una muestra del aporte que la aplicación de un instrumento basado en evidencia puede tener en la formulación y focalización de políticas públicas. Es claro el beneficio que la formalización trae a la competitividad y productividad de las Mype; sin embargo, es necesario considerar que son distintos los mecanismos por los cuales se benefician los diferentes tipos de Mype. Además, existe una necesidad de intervención en las zonas más pobres y menos competitivas del país. Así, debido a su importancia en la generación de empleo y riqueza para millones de personas, el Gobierno debe apoyar el desarrollo de las Mype con un nuevo enfoque que incorpore estas diferencias.

Desde ComexPerú, nos comprometemos a monitorear este índice anualmente, con el fin de contribuir a la construcción de evidencia empírica que sustente la formulación de mejores políticas públicas en torno a un sector de gran trascendencia para la economía del país, las Mype.


logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Economía
  • Competitividad
  • Inversión

DE 55 PROYECTOS DE OBRAS POR IMPUESTOS PARA 2020, SOLO SE ADJUDICARON 17 POR S/ 114.9 MILLONES

La cartera de proyectos de obras por impuestos (OxI) lista para ser adjudicada en 2020 contiene 55 proyectos que involucran un monto de inversión de S/ 846 millones; sin embargo, en lo que va del año, solo se han adjudicado 17 proyectos por S/ 114.9 millones. Esta situación sería explicada por efecto de la pandemia y los múltiples cuellos de botella que presenta el mecanismo.

Por ComexPerú / Noviembre 20, 2020 / Semanario 1052 - Economía
  • Producción
  • Competitividad
  • Inversión

CALIDAD DEL GASTO PÚBLICO: RETO PENDIENTE PARA EL EJECUTIVO

El rol de los Gobiernos subnacionales es clave para la provisión de servicios públicos básicos centrados en el ciudadano. Sin embargo, aún quedan espacios de mejora en materia de calidad del gasto público que necesitan ser detectados para lograr cubrir las brechas sociales que persisten en el país.

Por ComexPerú / Noviembre 20, 2020 / Semanario 1052 - Actualidad
logo icono

Push Notification