¿Esto no es lo que estabas buscando?

Vuelve a definir los parámetros de tu búsqueda.

Café peruano: ¡A sus marcas, listos, fuera!

Por ComexPerú / Publicado en Marzo 13, 2017 / Semanario 883 - Hechos de Importancia

A nivel mundial, una de las historias de éxito en la industria del café es la colombiana, de la mano de Juan Valdez, marca insignia creada en 1959 por encargo de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), con el fin de representar a los más de 500,000 cafeteros colombianos. Así, esta marca ha representado y promovido globalmente al café colombiano, y ha convertido al país en uno de los primeros exportadores de este producto a nivel mundial. Según la FNC, esto se ha logrado gracias a la inversión en investigaciones y tecnologías dirigidas a elevar la productividad, a la implementación de operadores logísticos encargados de la supervisión de la calidad y, por supuesto, a la promoción comercial. A propósito de las recientes declaraciones del presidente de la República sobre la creación de una marca única para el café peruano, a fin de organizar a los productores y potenciar su ingreso a los mercados internacionales, nos preguntamos: ¿es posible replicar la experiencia colombiana?

 

Recordemos que, en 2016, el café fue el principal producto agrícola de exportación, pues sus envíos representaron alrededor del 89% de las exportaciones del sector agrícola tradicional y el 2% de los envíos totales, de acuerdo con cifras de la Sunat. Así, en ese año, las exportaciones de café experimentaron una recuperación al registrar US$ 760 millones, valor un 24% mayor que el de 2015 (año en que cayeron un 18%). Más aún, el café parece haber iniciado 2017 con fuerza. En enero del presente año, este producto mostró resultados positivos al registrar un crecimiento del 46.4% en sus envíos al mundo, con respecto al mismo mes de 2016.

 

Así, tras haber superado las caídas de la producción y la exportación, ocasionadas por la proliferación de la roya (un hongo que afecta directamente el cultivo) entre 2012 y 2014, las oportunidades comerciales de este producto deben ser aprovechadas. Y qué mejor forma que hacerlo a través de una marca que permita generar una imagen de calidad y reconocimiento a nivel internacional. Sobre todo, si esta permite la unificación de criterios y estrategias de promoción del café, a la vez que enfatiza la necesidad de mejorar la conformación de cadenas de suministros eficientes entre productores (que en su mayoría son pequeños) y, por ende, promueve la coordinación de economías de escala.

 

Por su parte, mejorar la promoción del café peruano permitiría potenciar los envíos hacia nuestros principales destinos, como EE.UU. (+43% con respecto a 2015), Alemania (+9%) y Bélgica (+15%); así como reforzar otros mercados con potencial, como Francia (+20%), Italia (+121%) y Países Bajos (+93%), que se encuentran entre los diez principales importadores de café.

 

Más allá de una marca

Sin embargo, más allá de las buenas intenciones en materia de promoción comercial, la cadena productiva del café tiene serios problemas estructurales que impiden desarrollar una producción competitiva a nivel internacional. Como ya se ha mencionado en ediciones anteriores, el estado actual de la infraestructura vial y portuaria dificulta que la exportación de café alcance su potencial, debido a los elevados costos logísticos y de transporte.

 

De acuerdo con el “Estudio de análisis integral de la cadena logística en el Perú para 5 cadenas de exportación”, elaborado por el Banco Mundial por encargo del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, los costos logísticos del café ascienden al 21% del valor total del producto. Es decir, una quinta parte, sin contar las ganancias y los fletes de exportación, se va en la logística desde el campo hasta el puerto. Además, el tiempo que demora el proceso logístico entre el fin de la cosecha y la llegada al terminal de exportación es de 35 días, en promedio, sin considerar los procesos que podrían llevarse en paralelo (certificación orgánica y comercio justo), debido a las distancias entre nodos productivos y el terminal portuario, la demora en obtención de trámites y la atomización de productores en aquellas regiones con menor grado de asociación entre productores a través de cooperativas, lo que dificulta el acopio.

 

Estas cifras demuestran la realidad de la industria cafetera peruana, aún en pañales en lo que respecta a eficiencia, sobre todo frente a otros países líderes como Colombia, donde el costo logístico del café está entre el 8% y el 14% de su valor. Así, la competitividad de los productos y exportadores peruanos aumentaría si pudiéramos reducir esos costos a través de iniciativas de inversión, tanto públicas como privadas, para el mejoramiento de carreteras y vías rurales, la construcción de instalaciones de acopio públicas, la agilización de trámites y permisos, etc. A la vez, nos acercaría a la meta de pertenecer a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuyos países cuentan con las mejores prácticas de costos logísticos, al tener un promedio menor al 10%.

 

No cabe duda de que consolidar una marca para nuestro café sería beneficioso para facilitar el acceso a mercados nuevos y potenciar la penetración en los ya existentes. No obstante, existen aún temas pendientes en la agenda de infraestructura y logística que deben ser abordados. Al igual que muchos otros productos agrícolas de nuestra oferta exportadora, el café tiene un gran potencial que se ve ensombrecido por carencias de infraestructura a lo largo de la cadena productiva, por lo que es indispensable promover la inversión en infraestructura y la facilitación del comercio.

logo icono

ComexPerú

ComexPerú es el gremio privado que agrupa a las principales empresas vinculadas al Comercio Exterior en el Perú.

comexperu.org.pe

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

  • Comercio Exterior
  • Empleo
  • Agroexportación
  • Agricultura

AGROEXPORTACIONES SUPERAN NIVELES PREPANDEMIA EN ENERO-AGOSTO, PERO MANTENER ESTE DESEMPEÑO REQUERIRÁ SEGUIR APOSTANDO POR EL SECTOR

En el periodo enero-agosto del presente año, las agroexportaciones crecieron un 17% con respecto al mismo periodo de 2020, pero también un 16.9% respecto de 2019, y se posicionaron como el segundo sector con mejor desempeño. No obstante, la pérdida de competitividad asociada con las modificaciones del Régimen Laboral Agrario, además de la nula presencia de factores importantes en la Segunda Reforma Agraria, como la innovación agraria, perjudicarán el desarrollo del sector.

Por ComexPerú / Octubre 22, 2021 / Semanario 1095 - Comercio Exterior
  • Economía
  • Competitividad
  • Agricultura

LA PRODUCCIÓN NACIONAL DE MAÍZ AMARILLO SOLO CUBRE EL 23% DE LA DEMANDA NACIONAL

Para mejorar la competitividad de la producción nacional del maíz, se debe combatir los problemas estructurales que enfrenta desde hace décadas. Sería un error garrafal limitar las importaciones de este producto, ya que la producción local solo abastece menos de la cuarta parte de la demanda nacional.

Por ComexPerú / Octubre 22, 2021 / Semanario 1095 - Actualidad
logo icono

Push Notification